De todo a nada

Temperley ganaba en Villa Crespo ante el líder; tuvo oportunidades para liquidar el encuentro, pero no lo consiguió. En el mejor momento de Temperley Atlanta logra el empate, que golpeó duro en lo anímico al Gasolero y agrandó al local que con mayor contundencia y eficacia, aprovechó su momento goleó a Temperley 3 a 1.

Ya desde antes del comienzo Temperley tuvo complicaciones para este encuentro. Biggeri tuvo que reemplazar sobre la hora a Matías Miramontes, que no fue de la partida por problemas personales, por lo que el DT optó por correr a Ramos a la izquierda y adelantar a Quiñónez.

En los primeros minutos el local fue más, presionando en la salida y generando la mayoría de las llegadas por la banda defendida por Ramos. La primera del local llegaría por este lado, desde un pase que filtra al área Ferreiro y que por poco no llega a puntear Soriano, mano a mano con Crivelli. A Temperley en estos primeros minutos le costaba salir de su campo, pero igualmente a los 7´ de contra tuvo su primera ocasión de gol por medio de Montenegro que llega al fondo y tira un centro bajo que no encontró receptor, el defensor de Atlanta lo despeja al córner sobre la línea cuando por atrás entraba Quiñónez para convertir.

El partido empezó a emparejarse con Temperley esperando para salir de contragolpe y si bien el dominio del balón era del local, las llegadas del Cele se seguían sumando. Campodónico con un centro que Montenegro no llega a conectar de cabeza por poco a los 18´; Quiñónez que habilita a Campodónico en el área y su remate se va por poco junto al palo a los 24´; tiro libre ejecutado por Aguirre con fuerza al medio del arco que encuentra bien ubicado al arquero Gagliardo que contiene sin dar rebote a los 28´; fueron las más claras de las que dispuso Temperley para abrir el marcador en esta etapa.

Atlanta dispuso de una situación única desde un cabezazo franco de Ferreiro en el área chica que Crivelli despejó brillantemente a puro reflejo.

Dos más tuvo el Cele antes del final de la primera mitad, una de Pansardi, que entró al área por la derecha, buscando el ángulo para rematar, ya llegado al fondo, intentó meterla entre el palo y el arquero, pero este respondió bien y se quedó con el intento. La última también comienza con Pansardi, que abre para Montenegro y este centra para la entrada de Campodónico que por poco no llega a cabecear.

Si bien Atlanta comenzó mejor, Temperley rápidamente se acomodó; fue equiparando el juego y lo espero para salir de contra, teniendo la mayor cantidad de oportunidades de gol, pero volvió a pecar de falta de eficacia para convertir.

En la segunda parte el partido continuó como se venía dando, con Temperley esperando ordenado en el fondo y Atlanta más adelantado y presionando en la salida, tratando de llegar por medio de centros desde todos los sectores.

Ya en el minuto 1´ del complemento el cele tuvo su primera oportunidad de gol, por medio de una salida rápida de Crivelli buscando a Campodónico que centra al área, Quiñónez la baja de cabeza al punto penal pero ninguno con la camiseta celeste entraba para rematar.

También lo tuvo Campodónico que remató en el área de media vuelta pero encontró bien parado a Gagliardo.

A los 12´ llegaría el primer gol del partido mediante un centro de Capodónico que la pica al área y lo encuentra a Quiñónez entrando de frente y que cabecea para el lugar de donde viene la pelota dejando al arquero a contrapié mirando la apertura del marador.

Hasta el momento el triunfo era más que justo por las oportunidades creadas por Temperley.

Temperley lo pudo liquidar a los 16´ con Montenegro que de palomita la estrella en el ángulo y a los 26´ con una jugada calcada del primer gol, con centro llovido de Campodónico esta vez para Teijeira, que le cabecea igual que Quiñónez a la contrapierna del arquero, pero esta vez el remate se va por poco.

En el mejor momento de Temperley llega el empate de Atlanta, mediante un tiro libre desde lejos del área, la pelota le llega a Ferreiro que de cabeza la pone abajo del palo más lejano de Crivelli, que vuela y la contiene pero dando rebote que recibe otro delantero del local que abre para Ferreriro para que finalmente convierta.

Este gol golpeó duro el ánimo del Gasolero que empezó a desconcentrarse, igualmente tuvo otra chance con el recién ingresado González remata al arco, aunque lo tenía a Mariano solo por la izquierda, y su tiro sale desviado por poco rozando el palo.

Todo se vendría abajo a los 32´ cuando con un centro muy pasado enviado desde un córner y un rebote en el palo, Manzanares quiere despejar de cabeza metiéndola en su propio arco. Temperley a partir de aquí desapareció del encuentro. El cachetazo de tener todo y quedarse sin nada fue demasiado para los dirigidos por Biggeri, que estaba en la cabecera visitante ya que fue expulsado al inicio del segundo tiempo por demorarse en la vuelta del entretiempo.

El cabezazo de Soriano sobre el final solo sirvió para decorar el resultado para el puntero, porque por el lado de temperley el partido ya estaba perdido desde el tanto anterior.

Poca fortuna para el Gasolero y demasiado suerte para el puntero, aunque no hay que perder de vista que el problema principal del Cele sigue siendo su falta de eficacia para definir las que genera, que en este encuentro fueron muchas.

El nuevo cuerpo técnico tiene una larga semana para trabajar, ya que el próximo partido ante Platense sería el martes 12, y el tema de la falta de definición seguramente será la materia principal.