Triunfo en San Martín

Importantes tres puntos se trajo Temperley de su visita a San Martín, porque más allá de no haber jugado bien, pudo concretar las situaciones que tuvo y supo controlar al rival y mantenerse ante la presión.

El primer tiempo se jugó casi exclusivamente en el campo del Cele, con un Chaca que apretaba bien en la salida no dejando armar juego.

Varias fueron las oportunidades que tuvo en esta etapa el local para abrir el marcador, la más clara de Pereira que sacó un fuerte disparo despejado al córner por Crivelli. Temperley trataba de parar la embestida sin mucho resultado, terminando generalmente en faltas que se transformaban en peligrosos centros al área.

Si bien el Gasolero la pasaba mal, ganaba minutos aguantando y esperando sus oportunidades, mientras que el local desperdiciaba las suyas, y que al momento de irse a los vestuarios, había hecho méritos suficientes para estar arriba en el marcador.

En la segunda parte el local comenzó a desesperarse por las que no había convertido y Temperley pudo emparejar el juego. Ya no había tanta presión en la salida del Gasolero, que de a poco empezó a armar juego y acercarse con peligro al arco rival.

A los 17´, una muy buena jugada de Montenegro por la derecha, que llega al fondo y ante la salida del uno de Chaca, se la toca por arriba para la cabeza de Giménez que entraba solo, pero una providencial salvada del defensor la envía al córner. Sin dudas la jugada más clara para Temperley en lo que iba del encuentro. De este córner vendrá el primero del Cele, que encuentra a Montenegro solo para cabecear y abrir el tanteador.

La ansiedad del local se multiplicó y Temperley solo tuvo que empezar a manejar el encuentro, lo que hizo muy inteligentemente, y apostar a alguna contra para liquidarlo. Igualmente Chacarita tuvo dos oportunidades claras para igualarlo pero fueron abortadas una por Crivelli, a puro reflejo; y otra por Manzanares, que le quitó el gol de los pies al delantero que se disponía a rematar.

Ya en tiempo cumplido, y por un error en la salida del local, la pelota le queda a Pansardi que con otro golazo decoró el marcador y sentenció el encuentro.

Se podrá decir que Temperley no jogó bien, lo que es cierto, pero también hubo encuentros en los que mereció más y se llevó poco y nada. En el encuentro de ayer si el local se ponía arriba en el primer tiempo, estaba bien. Pero no lo hizo, y Temperley si supo aprovechar su momento y después regular el partido con la desesperación del local.

Tres puntos muy importantes para volver a sumarse a la discusión de los de arriba y que nos alejan más de la zona de peligro.