Puntazos en Campana

Temperley jugó un gran primer tiempo que por si solo justifica el triunfo por 2 a 0 ante Villa Dálmine, y si bien decayó un poco en el segundo tiempo, volvió a marcar en el momento justo para traerse tres puntazos de Campana.


Fito Della Pica eligió a los mismos once que salen de memoria y fue sin cambios para afrontar este encuentro ante Villa Dálmine, donde un triunfo era importante en varios aspectos: en lo anímico, para borrar rápidamente la mala imagen dejada en el Beranger frente a Estudiantes; por los puntos, para no perderle pisada a Platense y por el promedio, ya que los de Campana son un rival directo al que hay que descontar para estar tranquilos con la permanencia. Y el equipo cumplió con todas las expectativas.

El primer tiempo fue uno de los picos más altos de Temperley en lo que va del Torneo. Con mucha triangulación; cambios de frente y jugando por abajo, buscando inteligentemente el momento apropiado para meter el cambio de ritmo o el pase justo para llegar con peligro al arco contrario.

A los 6´ la primera ocasión de gol ya fue para el Cele, por medio de Campodónico, que se perfilaba en el área para enfrentar mano a mano al arquero del Viola, lo deja desparramado y se va solo para el gol, pero Meineri cobró a instancias del línea una posición adelantada inexistente, lo que sería una constante a lo largo de todo el partido.

En la próxima que tuvo Temperley abrió el marcador, en una muy buena jugada con varios pases, la pelota le llega a Luís López que le da una gran habilitación a Miramontes en el área y este, ante la salida de Agustín Gómez, se la da pasada a Pansardi para que convierta. Un gran gol muy bien elaborado, reflejo del juego que Temperley estaba desplegando.

Dálmine empezó a llegar, empujado por su hinchada, e inquietó en varias ocasiones a Fede Crivelli, que mechó buenas y malas. A los 23´ y a los 30´, en dos centros, Fede falló en su salida y casi el local iguala el partido. Otra ocasión de Villa Dálmine fue abortada por Sosa, que jugó en un alto nivel, cuando le quitó con limpieza y seguridad, una pelota en el borde del área al delantero del Viola que se iba de cara al gol.

El local estaba ganando terreno y el partido se jugaba en el campo de Temperley, pero esto le dejaba espacios al Cele para el contra ataque. En uno de ellos, el Cele salé en bloque rápido desde el fondo llegando al borde del área con superioridad numérica, pero una mala decisión en el último pase, que era para Pansardi que entraba solo, deriba la pelota a Campodónico, que dispara desde afuera fuerte pero desviado. Si la hacían bien era el segundo.

A los 35´ Miramontes, que también tuvo un buen desempeño, desborda y mediante un centro, le pone la pelota en la cabeza a Capodónico que estaba parado en el punto penal, este le gana arriba a su marca y cabecea colocando la pelota bien abajo del palo izquierdo de Gómez, que llega no sin esfuerzo a desviarla al corner.

Sobre el final de la primera parte otro desborde rápido hasta el fondo, pero esta vez para el local, hace llegar con un centro la pelota al área, el delantero de Dálmine la roza cambiándole la dirección y Crivelli, desde el aire cuando salía a cortar, con gran reflejo la desvía con una mano para evitar el empate.

Para la segunda parte, Della Pica hizo ingresar a Fariña por Pansardi, El técnico de Dálmine metió al ex Temperley Salvatierra, muy aplaudido por la hinchada.

Los primeros minutos fueron del local que tuvo varias oportunidades para anotar la igualdad.

Dálmine volvía a inquietar mediante un centro a los 5´, que llega al área chica desde una pelota parada y encuentra a dos jugadores locales solos ante Crivelli, en posición adelantada clarísima pero no sancionada, entre los dos la definen mal y la pelota se va por muy poco afuera.

A los 19´, y nuevamente de un tiro libre, la pelota es enviada fuerte para que alguien la roce y le cambie la trayectoria, un envío similar a lo que terminó siendo gol en contra ante San Telmo. El envío encuentra el destino de una cabeza y se va rozando el palo derecho de Fede.

Otro centro más desde la izquierda pasado encuentra solo a un jugador del Viola que de media tijera dispara desviado por poco.

Dálmine apretaba en su propio campo a un Temperley muy largo, con esta presión consigue recuperar una pelota en el borde de nuestra área, el delantero entra en la misma pero se apura en la definición y la tira por arriba del travesaño.

Temperley la estaba pasando mal pero más allá de los méritos del rival, por cómo estaba parado el equipo en la cancha, con Luís López y Campodónico muy lejos de las dos líneas de cuatro armadas al borde del área. Esto complicaba la salida y los pelotazos buscando a los delanteros o despejados, volvían rápidamente luego de ser ganados por los centrales del Viola.

A los 25´, con un disparo de media vuelta que se va por poco, y a los 29´ en un fuerte disparo que tapa muy bien Crivelli, el Viola tuvo el empate. Si bien con la entrada de Montenegro por Luís López, Campodónico se retrazó un poco de su posición, Temperley seguía muy desconectado y partido en dos, con mucho campo entre los del fondo y los delanteros.

Sobre los 30´ la cosa comenzó a volver a su estado natural con la entrada de Teijeira por Campodónico, y Temperley comenzó nuevamente a poder armar juego.

A los 33´ Ramos lo deja solo a Montenegro en el área chica pero este no puede controlar la pelota y la pierde con su marca.

El segundo gol llegaría a los 37´por medio de un gran cambio de frente de Miramontes que deja solo a Fariña, el arquero intuye un pase a Montenegro y se adelanta un paso para cortarlo, pero Fariña, ante el hueco que le propone Agustín Gómez, la clava entre este y el palo. Otro golazo.

Dálmine bajo los brazos con esta diferencia y de aquí al final del encuentro, si bien tuvo alguna para descontar, jugó sin la convicción de poder dar vuelta la historia.

Un resultado justo por el desarrollo de los 90´, si bien el local hizo méritos para conseguir algo más en la segunda parte, el 1 a 0 de la primera era muy poca diferencia para lo que Temperley había propuesto en esos 45´. Quizás los mejores 45´ de Temperley en lo que va del torneo.

Para destacar, la solidez de los cuatro del fondo Celeste, donde esta vez sobresalieron Sosa y Demaldé.

Un gran resultado que trajo desde Campana tres puntos que suman en las dos tablas, con pasajes de gran juego de equipo y para hacernos soñar con cosas importantes.