Nos pinchó la fiesta

Jugando un flojo partido, Temperley cayó por primera vez en el Beranger ante un rival que jugó mejor, aprovechó la primera que tuvo, manejó los tiempos y se llevó un justo resultado que podría haber sido por mayor diferencia.

Hay que remontarse a la 9ª fecha, la del 0 a 0 ante Platense, para encontrar un partido en el que Temperley haya jugado tan mal. Solo la línea de fondo cumplió. Yendo hacia delante el equipo se iba diluyendo, con menos presencia que la visita en el medio y totalmente intrascendente en el ataque.

El Pincha aprovechó la primera que tuvo por medio de Abel Soriano, que se la toca a Crivelli cuando lo sale a achicar.

Estudiantes presionó y mordió en toda la cancha, por lo que a Temperley se le hizo muy difícil armar juego, mientras que al Pincha se le hacía más fácil llegar con peligro cuando tenían la pelota.

A los 35´ Crivelli impidió un nuevo tanto de Estudiantes cortándole un mano a mano a Ruíz. La primera de Temperley fue recién a los 45´, con un tiro de Giménez que se fue por arriba del travesaño. Muy poco en el primer tiempo para un equipo que debe ser protagonista del torneo.

En el ST Della Pica propuso cambios para mejor la mala imagen del primer tiempo, con la entrada de Montenegro por Ramos, y a solo 3´ de la segunda parte, el Cele casi logra la paridad con un cabezazo de Manzanares que se fue afuera por muy poco. Temperley empezó por primera vez en el partido a manejar la pelota y parecía que podía remontarlo, pero de contra fue Estudiantes el que casi vuelve a convertir, con otro mano a mano de Ruíz que terminó tirándola afuera. Pocos minutos después Yassogna estrella su tiro en el travesaño Celeste.

Fito puso todo para llegar al empate con el ingreso de Tejeira por Campodónico y Souto por Miramontes.

Montenegro tuvo una gran chance en una pelota profunda a la que llega exigido y toca por arriba del arquero Pincha que salía a atorarlo pero que se fue por poco por arriba al techo del arco.

Temperley seguía manejando la pelota pero Estudiantes aguantaba bien los embates ordenado en el fondo y esperando su oportunidad para liquidarlo de contra.

El Gasolero seguía buscando y nuevamente Montenegro lo perdió de cabeza. Poco después Manzanares, de gran partido y el mejor de Temperley, también cabeceó desviado. Luís López, también de cabeza, tuvo el empate, pero su disparo salió afuera rozando el palo.

Sobre el final otro remate del Pincha volvió a estremecer el travesaño de Fede.

El resultado final no podría haber sido otro cuando Temperley jugó posiblemente su peor partido del torneo y Estudiantes, según sus medios partidarios, el mejor, lo que se vio reflejado principalmente en los primeros 45´

Con este resultado el Cele igual sigue escoltando a Platense en la tabla general y sin bien le descontaron, no perdió posiciones en la de los promedios. Un mal resultado producto de un mal partido, pero nada por lo que alarmarse si solo se trató de un bajón circunstancial. Cabe recordar que después del mal desempeño ante Platense vino la levantada del equipo y tres triunfos consecutivos. Esperemos que la historia se repita y el primer triunfo de la nueva racha sea este sábado ante Villa Dálmine en Campana.