A todo festejo

Con una impresionante fiesta, que comenzó por la tarde con la marea Celeste que recorrió la Ciudad, el Gasolero conmemoró sus primeros 100 años de existencia, como punto de partida de un 2013 lleno de festejos.

Qué más se puede decir de lo vivido este sábado?, que fue un momento histórico e inolvidable para todos los Gasoleros ya lo sabemos, pero muestra que el Club está más vivo que nunca y que como dijo Hernán Lewín en su discurso, “el único límite es lo que podamos soñar”

No es para nada poca cosa si pensamos en cómo se encontraba el Club hace solo unos meses atrás. Manejado por unos usurpadores que violentaron todo el Estatuto del Club; a espaldas de los socios, defraudando a propios y extraños, con el incumplimiento de todo lo que prometiron para conseguir la confianza del voto del Socio. En ese contexto el festejo del Centenario era una utopía, y no solo un festejo del calibre del vivido el sábado, sino ya cualquier festejo. El Centenario hoy pasó a ser un hito de nuestra Institución que se recordará al futuro. Con la gestión anterior a la cabeza, hubiera sido un hito, pero de los momentos más tristes vividos.

El Club cambia y avanza a pasos agigantados. Volvió a ser de los socios, y estos así lo entendieron. Se ven obras por las cuatro esquinas, pero también existen importantes proyectos en marcha, como las canchas de césped sintético; la renovación de la Platea; etc.; etc. Solo nuestra imaginación es hoy el límite.

Pero no todas son rosas. La gestión Marrone dejó las arcas vacías y con compromisos económicos, que si bien se están regularizando, desangran mes a mes las cuentas del Club. Es por esto que además de todo el apoyo, Temperley hoy necesita dinero. Más claro échele Agua.

El Club necesita que esos 14 o 15 mil hinchas y simpatizantes que el sábado estuvieron presentes en el Beranger, sean Socios. Que sean parte de este renacimiento del Cele aportando mes a mes con su cuota social, para hacer realidad ese anhelado Temperley con el que todos alguna vez soñamos.

Hoy todo está dado. Es el momento y es el lugar. Solo faltás vos asociándote para llegar a los 10 mil y el camino soñado deja de ser una utopía.

Las fotos de la Caravana y de la Fiesta en el Facebook de Gambeta