Mereció el triunfo

Con una mejora general en cuanto a las individualidades, el Cele dominó al Tricolor de José Ingenieros, pero no pudo o no supo reflejar esa superioridad en el marcador.

Se puede decir sin dudas que solo faltaron los goles, porque Temperley dominó, en largos pasajes a gusto, a un Almagro sin ideas pero que en el fondo pudieron dominar a los delanteros Gasoleros.

Sin dudas que en la tarde de ayer “no se ligó”; que el arquero rival nuevamente se va del Beranger como figura, pero empieza a preocupar la falta de definición en los últimos metros o en la última jugada. Si bien se entiende que para llegar al gol primero hay que generar las llegadas, y el Cele lo hace, este no es el primer encuentro en que está todo dado para ganarlo y nos quedamos solo con un punto mezquino, que los rivales terminan festejando dado que en la cancha fueron superados ampliamente.

Antes del gol de Gimenez, Temperley ya había tenido tres oportunidades para convertir, la primera con un centro de Tejeira que no pudo conectar Montenegro; la segunda de Luís López que se fue rozando el palo y la más clara el disparo de Montenegro, desde un pase de Luís López para dejarlo solo de cara al arco, se tomó un segundo de más, y el ex Temperley Iván Macalik sacó de cabeza en la línea.

A los 31´ de pelota parada Emmanuel Gimenéz abrió el marcador, en un tiro que si bien no entra en un lugar imposible para el arquero, salió con mucha rosca y se fue alejando de Peranic para metersele junto al palo.

Temperley siguió dominando el juego, esperando un poco más atrás a Almagro que aún teniendo la pelota no llegó con peligro al arco de Crivelli.

Cuando ya el primer tiempo se iba, un córner a favor de la visita ejecutado por Figueroa, encontró la cabeza de Lillo, que le ganó a todos de arriba, y puso el 1 a 1 sin tiempo para más, solo fue sacar del medio y el pitazo de Possi marcando el final de la primera etapa, lo que fue un duro golpe para el Cele, que había hecho todo el gasto y los meritos, mientras que la visita en la única llegada, igualaba el partido.

Temperley salió en la segunda mitad nuevamente a buscar el resultado, y aunque no tuvo el dominio de la primera parte, volvió a tener las más claras para convertir.

El cansancio y la presión de no encontrar el gol empezaron a reflejarse en el equipo que buscaba con más desesperación y más desprolijo con el correr de los minutos.

Della Pica hizo entrar a Campodónico a la cancha en lugar de Teijeira, lo que no hizo mucho por ordenar el ataque del Cele que seguía yendo pero sin orden. Mariano se colocó en la cancha más retrazado con respecto a su posición natural, tratando de armar juego para López y Montenegro.

La desesperación de Temperley empezó a dejar huecos en la defensa, que por suerte Almagro no supo aprovechar, y luego de la expulsión de Alcaráz por doble amarilla, cerró su partido y se metió atrás sin vergüenza aguantando el empate.

Faltando pocos minutos para el final, hizo su ingreso Sebastián Souto, que logró en este breve lapso hilvanar un par de apiladas de defensores rivales generando preocupación en el fondo de Almagro y la esperanza en los hinchas que asistieron al Beranger.

Es aquí donde vuelve a aparecer un arquero visitante como figura, despejando abajo junto al palo un cabezazo de Montenegro y quedándose con un mano a mano ante Souto, para lograr lo que Almagro buscaba desde hacía rato que no era más que el punto.

Nuevamente el sabor agridulce de saber que se jugó mejor y se mereció ganar, pero que los tres puntos se esfumaron y Almagro se llevó lo mismo haciendo mucho menos.

Ahora es trabajo del técnico el saber como revertir esta falta de contundencia y lograr finalmente reflejar en los resultados lo que Temperley muestra en la cancha. Sin dudas que es preferible merecer; jugar mejor y llegar, aunque los resultados no se den, porque jugando y dominando de esta manera, la mayoría de los encuentros se ganan, pero por ahora seguimos sumando de a uno.

Rodolfo Della Pica: “Es muy difícil hacer un análisis del partido sin decir que fuimos muy superiores y el resultado fue injusto. Me fui conforme con la actuación del equipo, tenemos muchas situaciones de gol, lo que pasa es que falta meterla. Lo que no tenemos que hacer es renunciar al juego y de ser protagonistas en todas las canchas porque los goles ya van a venir, no siempre los arqueros van a ser la figura del partido” (Todo Ascenso)

AQUÍ las fotos del encuentro