Un punto de Munro

Si en principio un punto era “aceptable” en la cancha que Temperley no gana desde el 2003, el empate sobre la hora del local le dejó un sabor amargo.

Todos saben que los de Munro aprovechan al máximo las características de su cancha jugando mucho por arriba. Cualquier saque desde el arco se transforma en una peinada para atrás en el borde del área y un situación de peligro. No que hablar de un tiro libre en cualquier sector del campo: indefectiblemente es un centro a la olla del área rival.

En el día de ayer con un campo de juego muy mojado e inundado en varios sectores, este estilo de juego le calzaba de maravilla al local.

Pese a todo Temperley arrancó mejor en los primeros minutos, con la velocidad de Luís López, pero sus arranques se tornaban imposibles de finalizar con pelotas que en lugar de rodar se clavaban en los charcos. A los 14´ Miramontes tuvo el gol en el segundo palo luego de un centro que llega de la derecha, pero la definió por arriba del travesaño.

De a poco los locales se fueron haciendo dueños de la mitad de la cancha y con eso comenzaron a manejar el encuentro, que con mucho roce y pelea se fue diluyendo hasta los primeros 45´.

Desde el arranque del segundo tiempo ambos equipos mostraron que el pesado campo de juego les había pasado factura en lo físico, por lo que el juego transcendió en el medio y sin llegadas de peligro a las áreas.

Della Pica mandó a la cancha a Teijeira y Guiñazú por Pansardi y Ramos buscando jugadores más frescos y más profundidad.

Cuando parecía que el partido se iba sin goles, Luís López le pega a los 38´ de afuera del área, le pica mal al arquero de Cole y se le mete por arriba del cuerpo.

Colegiales salió a buscar el empate que consiguió a los 43´ con un pelota en la izquierda que pierde Tejeira y que armar el contrataque con Borrego que llega al fondo y mete el centro para Noriega que le cambia el palo a Crivelli.

Un gusto amargo por lo cerca que estuvo Temperley de traerse tres puntos de Munro que no logra desde el 2003, pero en el balance general del encuentro, el empate fue un resultado justo.

Ahora el Gasolero, que al final de la fecha sigue punteando el torneo, debe ganar en casa ante Armenio para ir después con tranquilidad a pasar la fecha libre.

AQUÍ las fotos del partido