“Se percibe algo distinto”

El “Polaco” Emiliano Gianunzio, nos cuenta desde Gesell cómo ve y cómo encontró a Temperley en su vuelta.

¿Cómo estás viviendo esta vuelta al Club?
Muy feliz sobre todo por los compañeros y amigos con los que ya había compartido algunas cosas antes. Contento y preparándonos en lo grupal y en lo individual, poniéndonos bien físicamente que es a lo que se apunta en esta parte del torneo.

Este es un año muy particular en Temperley, porque empieza mal en los promedios; porque hay una gran renovación en lo institucional y porque está comenzando un enamoramiento de la gente con los jugadores y con el equipo que se formó, ¿sienten esto y el apoyo de la gente?
Yo percibí cuando llegué al Club algo distinto. Una ilusión y unas ganas bárbaras. Mucho movimiento de gente, así que se percibe algo lindo, además de que es un año muy importante para el Club que es el cumpleaños 100.
Nosotros estamos de la misma forma ilusionados y aportando de nuestro lado lo mejor para el Club para que sea un año bueno.
Hay que trabajar. Solamente con el trabajo de todas las partes del Club, directivos; del cuerpo técnico; de la gente, de todos se saca el Club adelante.
En lo futbolístico el objetivo principal es mirar la tabla de abajo que es la más importante y de la que tenemos que alejarnos en este campeonato, si cumplimos con eso después las cosas se van a ir dando solas.

¿Por ahí va a hacer que salgan a ganar todos los puntos desde el primer partido?, porque más allá de que siempre se sale en todos los partidos para ganar, en las primeras fechas se está como más relajado.
Además arrancar bien te marca para todo el torneo. Un arranque bueno convierte en realidad esa ilusión que se tiene de ante mano.

En Facebook comenté una anécdota tuya, que cuando te fuiste del Club a Aldosivi, a los veinte días volviste para asociar a tu hijo más chico.
La primera camiseta que se puso mi nene fue la de Temperley, tengo las fotos que guardo con mucho cariño. Son cosas de cuando pasás por un Club que te dejó buenos recuerdos. Después me fui a Mar del Plata y ahora tengo que ponerlo al día, no es mucho pero es para ayudar al Club. Yo nací en Temperley y soy de Longchamps, por lo que al Club que más aprecio le tengo es a este.
Volveremos a estar y espero que el nene en el día de mañana también pueda jugar en el Club.