“Tenemos que pensar en grande”

El Presidente de Temperley, Hernán Lewin, compartió con Gambeta sus impresiones sobre el evento del Centenario que el pasado domingo volvió a convocar toda a la Familia Gasolera.

¿Cuál es el balance de la actividad de hoy?
Impresionante. Es increíble y superó todas las expectativas que teníamos. Habíamos mandado a hacer seiscientas entradas, pensando en que iban a venir trescientas o cuatrocientas personas y vinieron más de mil. Superamos todas las expectativas más optimistas.
Todas las familias se acercaron al Club, hay nenes chiquitos jugando; abuelos. Vemos en claro que la familia volvió a Temperley después de muchos años.

Así es como realmente se empieza a sentir el amor por el Club, con los chicos jugando y la familia habitándolo.
Todos estos chicos son el futuro del Club, y uno cuando los ve que están contentos en un lugar, y esto te lo digo como padre, inmediatamente se siente cómodo y contento.
Cuando yo estaba por asumir todo el mundo me venía a aconsejar, y yo soy de tomar siempre los concejos, después saco mis propias conclusiones, y muchos me decían que Temperley es fútbol, que si ganás en la cancha todos te quieren y si perdés no vas a poder seguir, y yo no estaba tan de acuerdo con eso, entiendo que Temperley tiene que tener un buen equipo de fútbol pero que tiene que ser también un Club social y deportivo. Que no dependa solamente de si la pelota pegó en el palo y salió o entró. Y la gente está respondiendo-
Cuando uno hace un esfuerzo para llevar adelante un evento y tiene semejante repercusión, te prepara para seguir trabajando y organizar más eventos para que la gente los pueda disfrutar.

En muchas ocasiones cuando falta plata, como es el caso de Temperley, se tienen dos alternativas, o se achica; recorta y administra miseria o se agranda para generar más. Da la impresión que en Temperley se apostó por esta segunda alternativa.
La mayoría de los miembros de la Comisión Directiva no teníamos experiencia en administrar una sociedad civil, muchos tenemos la experiencia de administrar empresas, y Temperley es un Club grande con miles de hinchas, por lo que según nuestro conocimiento en el ámbito privado, la crisis la tenemos que apañar pensando en grande. Pensando en chico vamos a estar con la crisis a cuestas de por vida.
Igualmente el presupuesto más grande, que es el del plantel profesional, es el mismo presupuesto que uso la comisión anterior, pero nosotros en lugar de tener treinta jugadores y muchos desconocidos, trajimos a los jugadores que quería la gente y los que pidió el técnico.
Fuimos ajustando el presupuesto y ya juntamos lo que compete del fútbol profesional, en el que tomamos cierto riesgo, pero se acercaron sponsors y lo pudimos llevar adelante.
Estamos tan contentos como el hincha común y estamos haciendo un esfuerzo infernal para levantar al Club.

Están haciendo un gran esfuerzo pero también el hincha les responde, porque hubo recaudación de cuotas sociales record en junio y también se espera lo mismo para julio.
Lo de junio fue impresionante. Es históricamente el peor mes del Club, porque no hay fútbol profesional. En junio del 2011 se recaudaron sesenta mil pesos en concepto de cuotas y en el 2012 recaudamos ciento cincuenta mil más cien mil pesos de abonos a plateas y populares. En julio no paramos de sumar socios, ya hay cuatrocientos socios nuevos y se siguen vendiendo abonos todos los días.
Estamos convencidos que en la primera fecha el Beranger va a ser un Coliseo Romano, con el estadio abarrotado, porque se está viviendo algo que no se veía hace muchísimos años en el Club.