Vamos a pelear arriba

El flamante Director Técnico de Temperley, Rodolfo Della Picca, dialogó con Gambeta sobre el futuro y las expectativas de cara a este nuevo desafío.

¿Cómo toma la situación en la que se encuentra Temperley en la tabla de los promedios?
Ni pienso en eso. Este es un campeonato nuevo; hay que jugar 40 fechas; se juega en dos torneos; hay muchos puntos en disputa y no se me ocurre que al final Temperley este en problemas, porque para pensar en eso hay que hacer una mala campaña y yo en ningún momento pienso que vamos a hacer una mala campaña, así que no es un tema que me preocupe.

¿A qué jugadores conoce del plantel actual?
A todos, de haberlos visto jugar acá y en otros clubes también. Por ahí no los conozco profundamente o personalmente. Pero futbolísticamente a todos.

Temperley posee la particularidad de tener varios jugadores de su cantera con rodaje dentro del plantel, ¿hay alguno en particular que conozca o le guste más?
Yo soy odioso de dar nombres principalmente antes de tratarlos, porque pueden llegarse a enterar por la radio u otro medio si yo cuento o no con ellos. Si que hay buenos elementos y que Temperley siempre ha tenido buenas inferiores, por eso siempre han salido buenos jugadores de acá y han vendido a muchos jugadores, así que veremos con cuales de ellos podemos contar y que profesionales podemos sumar para hacer un equipo fuerte y equilibrado.

¿Tiene un esquema favorito o pensado para Temperley en el próximo campeonato?
El sistema de juego puede variar de acuerdo a los jugadores que contratemos y podemos llegar a jugar con un enganche o con un 4-4-2, pero depende mucho de lo que se incorpore y de las características de los jugadores que tengamos, pero siempre va a ser un sistema pensando en el arco de enfrente.
La colocación de los jugadores en el campo no va a definir ninguna situación a no se la que hablábamos de pensar siempre en el arco de enfrente.

Temperley tiene una hincha que siempre exige ir adelante y ganar, ¿lo predispone de alguna manera esta realidad?
Creo que todas las hinchadas quieren ganar, por lo menos yo no conozco ninguna que no lo quiera, lo que pasa acá es que Temperley tiene mucha más convocatoria que en otros equipos y esa es una de las cuestiones que más me motivo a venir. El hecho de venir a un Club grande; a un Club con historia; al que lo sigue mucha gente. Nuestra idea es que a través de una buena campaña venga más gente todavía y que sea más gente la que está al lado del equipo.

¿Se va a hacer un trabajo en combinación con las inferiores y la primera para largo plazo?
En el fútbol los tiempos los imponen los resultados. Uno no puede decir que se va a quedar cuatro años en un club para poder hacer un proyecto de largo alcance. Nosotros pensamos en hacer una buena campaña y en sacar buenos resultados, eso nos va a mantener en el tiempo.
Normalmente se hacen los contratos por un año y después se verá.
Yo tengo la suerte de haber estado en todos los clubes en los que trabajé, de acuerdo a que las cosas salieron bien, mucho tiempo. En Defensores de Belgrano, el último club en el que trabajé, estuvimos dos años y medio. Dirigimos cien partidos, y ese es el ideal porque en el tiempo se pueden hacer muchas cosas, pero el resultado es el que marca la continuidad.

¿Entonces con el tema de las inferiores…?
Yo voy a hablar con la gente de inferiores y vamos a estar en contacto permanente. La idea es que todas las semanas hagamos fútbol con una división de inferiores y de a poco los llevaremos.
Yo soy de los que piensa que cuando uno coloca un juvenil en primera hay que ponerlo para no sacarlo más, porque ponerlo un partido para al otro día sacarlo no sirve de nada. Es malo para el chico; malo para el club y malo para todos, así que hay que prepararlos, para que no fallen en el intento, y cuando estén preparados será el momento para jugar en primera.

¿Para cerrar, qué tiene que esperar el hincha del Temperley de Della Picca?
Orden, mucho respeto y mucho trabajo. Vamos a armar un equipo fuerte para pelear arriba, y eso no es un tema de esperar o no sino que es lo que va a pasar. Quizás haya que tener un poco de paciencia con un equipo nuevo pero tenemos tiempo para trabajar en estos dos meses para armar las cosas bien y que no tengamos que no tengamos problemas de movida.