La novela de la renuncia de Scapelatto

En la última reunión (y única del año, por cierto) Asamblea de Representantes, el prescindente mm mencionó como integrante de la misma al Sr. Conrado Scapellato.

Para sorpresa de todos, su nieta Mariana, socia activa del Club se presentó en el lanzamiento de Unidos por Temperley, para informar públicamente que su abuelo había renunciado a la cd en noviembre pasado y mal podía formar parte de comisión alguna.

Como no quedaba claro aún la posición Mariana expresó su voluntad de demostrar que mm había mentido al mencionar la continuidad de su abuelo y que este efectivamente había renunciado, lo que hizo presentando dos cartas enviadas por el Sr. Conrado a la presidencia de nuestra Institución, la primera fechada el 16 de noviembre del año pasado y la segunda el reciente 23 de abril, renunciando a su cargo.

El texto de la primera reza “es motivo de la presente elevar mi renuncia como miembro de la Comisión Directiva, dejo constancia que dicha renuncia es indeclinable...”

La segunda misiva, la más reciente enuncia que “Al tomar conocimiento de mi nombramiento como miembro de la Comisión Fiscalizadora, reitero mi renuncia con carácter indeclinable elevada con fecha 16 de noviembre de 2011.”

Ambas misivas fueron firmadas por Conrado Alberto Scapellato, socio vitalicio N’ 1713.

Ante tamaña desprolijidad por parte del presidente mm cabe preguntarse si el resto de los integrantes de la cd serán en la actualidad, al igual que Scapellato, amiguitos imaginarios de nuestro presidente.