Empapelonazo!!!

Las paredes de Temperley amanecieron el pasado viernes tapizadas por diversos carteles con fuertes críticas para quienes hoy manejan los destinos del Club. Desde ellos se exige la realización de la Asamblea, una postergada desde el pasado año y otra Extraordinaria avalada por la firma de más de 400 socios; la presentación de los balances y hasta la dimisión de los responsables de la calamitosa conducción actual, a la que acusan de estar vaciando al Club.


El mismo viernes, empleados del Club fueron enviados a despegar los carteles ubicados sobre 9 de Julio frente a la sede, y el sábado por la mañana se los vio a los mismos empleados despegando afiches en las inmediaciones de la estación. Los dirigentes deberían dar explicaciones de esta irregularidad, la de usar a los empleados en tareas que no les corresponden y que por otro lado, de haber sufrido cualquier tipo de accidente, no están cubiertas por la ART. No era que Crivelli no podía seguir practicando en el Club por esta misma razón. Has lo que te digo pero no lo que yo hago…