San Medina

Con un tiempo para cada uno, el clásico terminó sin goles y con Medina la como figura que salvó a Temperley de un resultado complicado.

Mucho se ha hablado, e injustamente, en los últimos tiempos de la responsabilidad de Alejandro Medina en los malos resultados obtenidos. En el partido de este fin de semana no hay discusión posible: Temperley sacó un empate gracias a la iluminada actuación del Cabezón, principalmente en el primer tiempo, que de no ser por él, hubiéramos estado perdiendo desde el comienzo.

Muchos jugadores salieron con lo que parecía pánico escénico a disputar el clásico y Medina se encargó en ese tramo de mantener solo la igualdad con una seguidilla de atajadas impresionantes. La primera a los 30 segundos de iniciado el encuentro y la segunda solo al minuto. De haber convertido la visita cualquiera de estas oportunidades, seguramente otra hubiera sido la historia del partido y el presente del equipo.

En el arranque del ST fue Temperley quien pudo ponerse arriba desde el vestuario con un fuerte tiro de Teijeira desde la derecha que reventó el palo del arco de la visita.

Temperley buscó más que Los Andes en esta etapa, que se replegó para aguantar sin demasiados sobresaltos los ataques del local, lo que generó un encuentro con mucha fricción y trabado en media cancha.

Sobre el final el Gasolero estuvo a punto de quedarse con los tres puntos, lo que analizando los 90´ no hubiera sido justo, por medio de un cabezazo de Martínez que Díaz contuvo increíblemente y por un tiro de Souto de afuera del área que paso a milímetros del ángulo izquierdo.

Un 0 a 0 que no conformó a ninguno, pero que le salvó el puesto al DT de Los Andes y le sirve a Temperley por no haber perdido el clásico, aunque esto se deba solo a la excelente actuación de Alejandro Medina.

Ya los lectores de Gambeta lo saben, pero volvemos a reiterar que no pudimos efectuar nuevamente la cobertura del encuentro por la prohibición de nuestra CD, exclusivamente hacia este medio, de ingresar al campo de juego para hacer nuestra tarea. Cabe destacar que dicha prohibición el sábado no alcanzó ni siquiera a los medios partidarios de Los Andes, los que pudieron se trabajar para su parcialidad.