No se puede despegar

Temperley no pudo ante el último, que hasta el momento había conseguido solo cuatro triunfos en el campeonato, donde cayó en trece oportunidades, y para colmo se llevó la victoria jugando con 10 casi todo el encuentro.

Un solo cambio con respecto al equipo que triunfó ante Villa San Carlos, el de Patricio González, que cumplió una fecha de suspensión por acumulación de amarilla, en lugar de Marcos Giménez, presentó el técnico José María Bianco para enfrentar a General Lamadrid. En la previa era un partido donde había que ganar o ganar y este resultado no se presentaba como difícil. Si bien hoy Temperley no puede decir que ningún partido es fácil, por nombres y por el presente del Carcelero, la lógica decía que los tres puntos se venían para el Sur. Pero lo que menos abunda hoy por Temperley es lógica.

El encuentro se presentó a pedir del Gasolero, a los 8´ por una fuerte entrada sin pelota a Luís López, el 4 del local Jonatan García vio la tarjeta roja, por lo que Temperley disputaría casi todo el partido con superioridad numérica.

Los de Bianco fueron los dueños de la pelota y del juego, pero esto no se reflejaba en llegadas con peligro al arco protegido por Granero, casi podemos decir que en los 45´ iniciales el arquero local no tuvo trabajo. Tampoco el local inquietó a Medina hasta que en una jugada aislada a los 22´ con un centro sin peligro, Luís López quiere despejar metiendo en su propio arco. Un regalo para los locales que hasta el momento no había hecho merecimiento alguno para estar arriba en el marcador.

La primera etapa continuó luego del tanto en los mismos carriles, con un Temperley dominando pero sin profundidad y el local aguantando ahora aún más respaldado en el resultado.

Desde el arranque del segundo tiempo Marclay entró por Souto, que no tuvo un buen partido. Por su parte el local se metió decididamente atrás buscando mantener la ventaja lo que complicó aún más a Temperley en su búsqueda por el descuento, que llegó a los 22´ cuando Luís López se agarraba con su marcador esperando la ejecución de un tiro de esquina y Paletta marcó penal que el Lorito Giménez se encargó de convertir para la igualdad transitoria.

En los próximos minutos se vió lo mejor de Temperley que pereció despertarse con el empate y acorraló a Lamadrid en su área logrando varias posibilidades en pocos minutos para ponerse arriba, pero de este embate Gasolero, metidos en el área rival, salió una rápida contra que terminó con Viqueira mano a mano con Medina para convertir el 2 a 1 que sería el resultado final, a solo 3´ minutos del empate Gasolero.

La visita sintió fuerte este golpe mientras que para los locales fue el envión anímico que los ayudó a aguantar los embates de temperley hasta el final del partihttp://www.blogger.com/img/blank.gifdo.

Esta derrota vuelve a poner a Temperley en la zona de peligro por el descenso, por suerte Italiano y Suárez solo empataron sus encuentros y San Telmo cayó ante Flandria por 2 a 0.

La revancha a pocas horas será el martes en el Beranger enfrentando a Deportivo Armenio, donde todos esperamos que Temperley vuelva al triunfo con el apoyo de su hinchada que tan bien parece caerle en los últimos partidos.

AQUÍ las fotos del encuentro