En el Beranger se suma de a tres

Temperley volvió al triunfo, luego de la contundente caída en Junín, por 2 a 0 enfrentando a Villa San Carlos. Nuevamente para socios y simpatizantes pero con derecho de admisión.

Con la ausencia de los máximos dirigentes y sin actos de violencia de ningún tipo, el equipo del “Chaucha” vuelve a demostrar que jugar en el Beranger y con el apoyo de su gente, es una parte importante del camino para salir de la zona de comprometida por la permanencia.

Dos partidos de local en condiciones casi normales y con sendos triunfos, demuestran que las afirmaciones públicas de nuestro presidente ante todo micrófono condescendiente que se le presenta, no son más que elucubraciones de una mente fantasiosa, o por lo menos muy lejana al conocimiento del corazón y pensar del hincha Gasolero.

Cuatro fueron los cambios que el técnico metió desde el arranque con respecto al último equipo que cayera en Junín: Francisco Martínez y Witoszinsky estuvieron desde el arranque en lugar de Guiñazú y Molina en la defensa, mientras que Luís López reemplazó a Mariano Campodónico y Marcos Giménez a Patrico Gonzaléz. Por los que los once iniciales fueron:

(1) Medina
(2) F. Martínez (4) Manzanares (6) I. Macalik (3) Witoszynski
(7) Tejeira (8) M. Gimenez (5) Keosseián (10) Fernández
(11) Souto (9) L. López

El local fue el dominador del encuentro a partir del orden y una importante mejoría en la línea de fondo.

A los 26´ un rechazo de Volpe le deja la pelota a Martínez que solo tuvo que empujarla dentro de un arco vacío. De esta manera el gasolero justificaba en el marcador lo que se veía en el campo de juego.

Temperley siguió haciendo circular la pelota y buscando la sorpresa con las subidas de Wito por la banda. Por el lado de Villa San Carlos, dedicó esta etapa a preocuparse más por cortar el juego del local que en buscar el arco contrario, al que solo buscaba con remates desde lejos del área ante la imposibilidad de entrarle con la pelota a la defensa local, por lo que Medina tuvo una tarde más que tranquila.

El ST fue casi una continuidad del primero, con un Temperley controlando el juego. Sobre los 20´ Bianco puso en la cancha a Marclay por Souto y minutos después a Campomar por Fernández, buscando refrescar el ataque ya que los de la Villa en estos minutos comenzaban a ganar fácilmente la pelota en su campo.

A los 40´ Juan Pablo Rial reemplazó a Tejeira y a los pocos minutos de ingresar recibe un pase de Campomar para colocar como sabe, como ante Tristán y los de la Villa misma pero en Berisso, la pelota por arriba de Volpe y liquidar el trinfo.

Gran victoria en un encuentro en el que a priori había que ganar o ganar, y el Cele cumplió.

Ahora la visita a Devoto para enfrentar al débil Lamadrid para seguir sumando y escapándole a la tabla de los promedios.