El Beranger le sienta bien

Ante su gente (como corresponde) y sin incidentes, el Gasolero se quedó con el triunfo ante el siempre complicado Armenio que venía de tres sin perder y de golear a Almagro en la última fecha por 3 a 0. Nuevamente con las banderas dadas vuelta en señal de protesta hacia la conducción y sin los máximos dirigentes en el Estadio.

Tres fueron los cambios que introdujo el Chaucha: en el fondo Barrios por Macalik que llegó a la 5ta amarilla, mientras que adelante Rial reemplazó a Souto y Mariano Campodónico a Luís López. Fue el propio mariano que abrió el marcador a los 9´ tocándole la pelota por arriba a Bangert cuando este salía a cortar.

Aunque dominando la pelota, el Gasolero se metió muy atrás, para el sufrimiento general de los hinchas presentes, pero supo controlar bien a un Armenio sin demasiadas ideas.

En el ST el partido se siguió desarrollando de la misma manera, con el Cele esperando en su campo y un visitante que no sabía como crear peligro. Hasta que promediando la etapa final, el árbitro Possi pitó penal para Armenio, pero Alejandro Medina lo atajó brillantemente para sumar más decepción a la impotencia de la visita.

El partido lo liquidó Ignacio Fernández a los 29´ con otro de sus golazos, definiendo abajo donde a donde Bangert no podía llegar.

Un gran triunfo, que con el resto de los resultados de la fecha, vuelve a servir para alejarse de la zona de peligro, pero que sin dudas se debe refrendar el sábado ante Barracas para empezar a soñar con otras cosas.

No les podemos ofrecer la habitual cobertura gráfica, porque por orden directa de los dirigentes de Temperley, Gambeta es el único medio no autorizado a ingresar al campo de juego. Tanto odio de parte de estos personajes hoy no hace más que dignificarnos. Muchas gracias!