Sin Rumbo

Adrián Adrover dejó de ser el técnico de Temperley esta tarde tras la reunión que mantuvo el cuerpo técnico con Mauro Morrone. El cargo se le habría ofrecido a Ricardo Rezza que contestará este lunes seguramente con una negativa.

Nuevamente, mientras todos los equipos definen sus refuerzos y lugares de pre temporada, Temperley, de cara al semestre más importante en lo futbolístico de los últimos años, ni siquiera sabe quién será su técnico.

Hasta cuando Mauro Morrone, porque a esta altura ya no se puede hablar más de Comisión Directiva porque esta no existe, seguirá tensando una situación irremontable desde hace meses?

La última novedad es que Adrián Adrover pasó a ser el cuarto técnico despedido por esta gestión en solamente 18 meses, cuando habían prometido un técnico para cuatro años como mínimo. El puesto se le ofreció a Ricardo Rezza, que no quiso aceptarlo hace solo unos meses atrás. En esa ocasión especulábamos que los motivos serían por no interesarle dirigir en la categoría o por no querer ponerse al frente de este barco que se hunde. Desde ese momento hasta ahora nada ha cambiado para mejor, el barco está mucho más escorado y con inmensas líneas de agua nuevas. Por otro lado, reemplazaría a su recomendado. Con este estado de cosas, ya le podemos avisar a Morrone que el próximo lunes dira que no acepta, así pueden empezar a buscar el fin de semana otra alternativa.

Pero también podría Morrone, sacar la cabeza del frasco donde debe vivir y ver la realidad del Club que cree manejar de una vez por todas. En el día de ayer se sentenció la finalización de su nefasto mandato, aunque parece que el único no informado de esto es él mismo, por lo que sigue adelante como si nada ocurriera o fuera a ocurrir, tomando decisiones y asumiendo compromisos de los cuales claramente tendrán otros que hacerse cargo.

Es lamentable el enfermizo autismo con el que esta gestión pasará a la historia, pero ese mismo autismo llevado hasta el extremo y los límites, solo logra perjudicar aún más al Club Temperley al que dicen querer.