Perdió Temperley

Y la tristeza no tiene fin

Temperley volvió a caer esta vez ante un limitadísimo Chicago. El esquema defensivo de Adrover-Rezza (que estaba en la cancha sentado junto a los camilleros) duró hasta los ´25 del ST, cuando el rebote de una muy buena atajada de Medina al disparo de Tus, le cayó en la cabeza a Bochi para convertir el gol que finalmente sería el del triunfo.

Es muy difícil caerle a Adrover por el planteo mezquino que presentó. Él está en el día a día del equipo y sabe que es lo que debe hacer para sacarlo adelante, principalmente desde lo anímico. Tampoco se puede culpar a alguien que se subió al bote (con agua hasta la mitad), hace cuatro partidos y con una tripulación ya designada.

Temperley necesita salir a buscar los tres puntos, pero hoy lo principal es no perder más y recuperar la confianza del equipo, es por todo eso que le damos crédito a Adrover y al dibujo que puso en la cancha.

Luego del gol de la visita (?) no quedó otra que salir y arriesgar. En estos minutos Temperley demostró lo limitado de este Chicago, que si bien tuvo dos contras que no supo aprovechar (una la cortó muy bien Medina pero cuando el delantero ya había tenido la posibilidad de patear y liquidarlo), el Gasolero lo metió en un arco a base de empuje; corners y centros, que como nos viene ocurriendo últimamente, tampoco ligamos nada.

Párrafos aparte merecen la actuación de Meineri y de los controles de acceso al estadio. En el caso de árbitro, no es ninguna novedad que Gastón Meineri es un mal árbitro, caracterizado también por su lamentable estado físico. Hoy reafirmo su poca aptitud al no cobrar un claro penal a favor de Temperley (FOTO), donde el defensor, si bien está de espaldas, levanta los brazos con la clara intención de obstaculizar el cabezazo. La justificación con gestos de Gastón es que le pegó en la nuca y la verdad es que fue claramente en el brazo. Sobre el final, le sacó tarjeta amarilla a Tus, que ya estaba amonestado y no se percató. Ante los gritos de los pocos asistentes, al rato paró el juego y lo volvió a amonestar y esta vez si le mostró la roja, por lo que podemos decir que Tus se fue expulsado no por doble sino por triple amarilla.

Con respecto a los ingresos del estadio, estos estuvieron a cargo de personal del CoProSeDe, asistidos por miembros de la CD. En nuestro caso particular personal policial nos informó que no podíamos acceder al campo de juego para tomar las fotos, mientras que los medios de Chicago (visitante) si podían. Luego de pasar toda la cadena de mandos de la policía presente, hasta el sub comisario a cargo del operativo, nos remite al personal del CoProSeDe, donde también luego de su cadena de mandos, el encargado de ese organismo nos informa que nos negaban el acceso por pedido de la Comisión Directiva de Temperley. Luego de una charla, este mismo funcionario nos deja acceder entendiendo la irrazonabilidad de la medida. Al finalizar el encuentro consultamos a Mauro Morrone sobre el tema, que afirmo desconocer y que eran disposiciones del CoProSeDe.

Después de estos exhaustivos controles, contra el listado de prensa de medios acreditados; de miembros de Comisiones Directivas de ambos Clubes y de planteles, en la platea nos encontramos con personas que claramente no figuran en ninguno de ellos, el más llamativo Antonio Morrone, que no es miembro de CD, salvo que las actuaciones de hecho como tal lo habiliten, y tampoco por lo que sabemos es acreditado por ningún medio periodístico y mucho menos parte del plantel. Sería serio de parte de los dirigentes que se tomen al pié de la letra las prohibiciones de acceso cuando hay muchos, pero muchos, hinchas gasoleros que hoy se quedaron con las ganas de ver y alentar a Temperley frente a Chicago, y estas excepciones solo deben irritar más el ya caldeado ambiente institucional.

Esta semana vamos a avanzar sobre el tema de la prohibición de nuestro acceso, porque previendo la respuesta que tuvo Morrone de “esta en manos del CoProSeDe", ya habíamos intercambiado teléfonos con el encargado del organismo de seguridad, que se ofreció amablemente a hablar en la semana y aclarar todo el asunto.

Sería muy triste comprobar que nuestros propios dirigentes sean los que quieran impedir, por vaya uno a saber que razones, el libre trabajo de un medio partidario de TEMPERLEY, en mayúsculas, por si quedan dudas.

AQUÍ las fotos del partido.