Quince años no es nada
*Por Hugo Delgado

Hoy podría ser un día cualquiera… un día más. Hoy debería serlo y sin embargo no lo es.
La indiferencia política institucional de los funcionarios de turno, la descontrolada acción de dirigentes que no tuvieron conciencia del rol que jugaban y la lógica natural de nuestra sociedad que ignora (cuando no condena de antemano) a los más débiles llevaron a Temperley a ser, allá por el año ’91 el primer y único club del fútbol argentino al que se le impediría jugar campeonatos de AFA por una quiebra.
(Nota completa)